lunes, 30 de septiembre de 2013

El constructor de árboles - Chris Howard


"Hubo veinte años de noche continua, y, cuando por fin salió el sol, la luna estuvo tan cerca que hizo enloquecer al océano"





Género: Ciencia - Ficción


Sinopsis: En un mundo sin árboles ni vegetación, destruido casi hasta los cimientos, los supervivientes a la Oscuridad tratan de sobrevivir como pueden. Para recordarlos existen personas como Banyan cuyo oficio es ser constructor de árboles, a partir de la chatarra que puede encontrar. Cuando desaparece su padre y acepta un trabajo para seguir subsistiendo se encuentra envuelto en un trama en la que una misteriosa mujer tatuada tiene la clave. Tal vez, los árboles no los hayan abandonado del todo...


Reseña:

    El planteamiento inicial es bueno; me atrapó ese mundo donde no existen árboles, intrigada por averiguar cómo nos lo dibujaría el autor. Sin embargo, a medida que iba avanzando en la lectura mi ilusión iba decayendo, y aunque no me costó terminarlo, sí que sufrí una pequeña decepción.

Como ya comenté, el libro arranca con una idea interesante: un mundo sin árboles ni vegetación, arrasado debido a un evento que ocurrió durante años, y también con la colaboración de unos terribles animalitos. Para mantener vivo el recuerdo, existen los constructores de árboles, como nuestro protagonista que empieza a creer en una leyenda donde se habla de una tierra prometida donde todavía quedan árboles de verdad. Hasta aquí me gustó, me pareció entretenido, pero la fuerza de la historia se va diluyendo como un refresco que se deja abierto y va perdido gas hasta desaparecer.


Por eso la gente había empezado a construir árboles, después de todo. Para tener algo en lo que creer”
El constructor de árboles

El mayor fallo que le encontré a este libro es la falta de información en cuestiones clave. Sabemos que la tierra llegó a ese estado de desolación debido a una tal Oscuridad, sin embargo, en ningún momento nos explican qué paso realmente. Quizás este dato fuera lo que más me pregunté durante la lectura, pero por otro lado, a lo largo de la historia también echamos en falta numerosas explicaciones que complementen el escenario que nos plantea el autor. Se trata de un mundo nuevo, totalmente diferente al actual, que por una catástrofe llegó a verse sin vegetación... En mi opinión cuando la trama gira en torno a este lugar imaginario, necesita de más explicaciones para situar bien al lector. Y en este caso, se queda cojo.

Por otro lado, el desarrollo de los personajes también se queda bastante escueto. Aunque algunos son interesantes y llaman la atención, especialmente la mujer tatuada o Alfa, no me llegaron a encandilar. Pasaron por mis manos sin que quedara un recuerdo latente de ninguno de ellos. Ni siquiera llegué a conectar con el protagonista, que al estar escrito el libro en primera persona desde su visión, resulta algo crucial para meterte de lleno y de verdad en la historia.

En conclusión, no resulta un libro tedioso, y debido al planteamiento resulta más interesante que algunos del género, pero creo que sobre todo, podrían disfrutar de él lo que más gusten del mismo. Y aún así, como pasó en mi caso, te sigue dejando cierta desazón porque podría haber sido una historia muy buena ya que el potencial lo tenía. Eso sí, si decides aventurarte a averiguar qué pasó en este mundo sin vegetación, recuerda que al terminar la historia, querrás salir a la calle y abrazar el primer árbol que encuentres.


Busqué otro escondite para el libro, que acabé enterrando bajo el maíz. No quedaban muchos libros como ése. La gente utilizó la mayoría de ellos como combustible durante la Oscuridad. Y después de la Oscuridad, no hubo libros nuevos porque ya no quedaba papel.

Cuando llegaron las langostas no quedó en pie un solo árbol.”
El constructor de árboles

Anexo:

      
  Otra de las preguntas que surgen, seguro, leyendo este libro (y que siguiendo la tónica no explica) es, ¿podemos vivir sin árboles? Todos sabemos que gran parte del oxígeno que respiramos proviene de ellos cuando realizan la fotosíntesis para su propia subsistencia. Pero entonces si estos desaparecieran, ¿no lo haríamos nosotros también? Tendríamos grandes posibilidades.

Sin embargo, a pesar de que el papel de bosques y selvas es muy importante, más de la mitad del oxígeno que respiramos proviene de nuestro querido mar. En concreto del fitoplancton, un conjunto de organismos acuáticos que también realizan la fotosíntesis. Quizás la explicación plausible a ese mundo dibujado en el libro.


Pero tal y como estamos tratando a ambos, mar y tierra, puede que nos llegue una amarga lección antes de tiempo. Aunque aún estamos a tiempo de recapacitar.



15 comentarios:

  1. Es la segunda reseña que leo y coincidís en los puntos negativos y en los buenos...yo por ahora no me voy a animar aunque reconozco que me pica la curiosidad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, al menos te deja con algo que pensar, eso es mucho más de lo que te dan algunos libros. No creo que lo lea, gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  3. Hola cielo, por lo que cuentas el libro podría haber sido mucho mejor es una pena. besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! :D

    La sinopsis promete, es una pena que le falten más datos para entender bien la historia.
    Algunas veces se pasan con demasiados datos innecesarios y otras faltan datos importantes para el desarrollo de la trama.
    Eso sí el mundo sin vegetación es de lo más desolador. En fin creo que podría haber aprovechado mejor la historia, ya que tenía mucho potencial.

    Un besito ^_^

    ResponderEliminar
  5. Me lo compré por impulso (me encantó la portada XD) pero lo tengo a la espera. Por lo que he leído sois muchos los que coincidís en que la historia podía dar mas de si, pero como dices que es una lectura sencilla igual me animo para noviembre que este mes toca terror! ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. hola!

    me gusta mucho la protada, es muy bonita
    pero el libro en si no me llama
    un beso!

    ResponderEliminar
  7. No sabía de la existencia de esta obra, la verdad. La sinopsis pinta bastante bien, la verdad, pero tal y como lo pintas... no parece que me vaya a gustar. Al igual que a ti, necesito un libro bien construido para disfrutado: con sus porqués y sus causan bien planteadas. Si ha habido un cataclismo que ha dejado el mundo sin árboles, estaría bien saber por qué xD

    Por cierto, el dato acerca del plácton me ha parecido muy interesante, porque es lo primero que he pensado al leer "no hay más árboles" xD

    Un beso, nos leemos! ^^

    ResponderEliminar
  8. La primera vez que vi este libro lo que más me llamó la atención fue la originalidad de su planteamiento; sin embargo, parece que no se le saca todo el partido... Así que creo que voy a dejarlo pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. NO SABIA DE LA EXISTENCIA DE ESTE... PERO IGUAL NO ME LLAMA LA ATENCIÓN ASÍ QUE LO DEJARE PASAR

    ME GUSTO TU BLOG ME QUEDO SI GUSTAS PASARTE POR EL MIO QUE BIEN... CUIDATE

    ResponderEliminar
  10. Pues a mi me parecía un libro muy atractivo... hasta que empecé a ver opiniones, todas en tu misma línea. Ahora creo que posiblemente lo mejor que tenga es la portada
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues la verdad es que no lo conocía pero me llama la atención. Aunque por ahora no creo que lo lea, gracias por la reseña.
    Besos, Cassia.

    ResponderEliminar
  12. Me llama la atención pero por lo que mencionas probablemente no me va a gustar XD

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Hola guapi!!
    Pues sinceramente no me llama mucho pero gracias por al reseña cielo, besotes ;)

    ResponderEliminar
  14. No conocía este libro pero es una pena que flojeara, porque la trama parecía interesante.
    Creo que eso le pasa a varias distopías, que falta información y explicaciones de porque la sociedad está como está. Y la narración si queda coja.
    Lo dicho, una pena que te haya decepcionado.
    Un beso!

    ResponderEliminar